Guía para productos y cremas solares – Fototipo y Crédito Solar

Ante la acción del sol ninguna persona tiene una misma respuesta ya que sus características genéticas definen a priori la sensibilidad solar y la capacidad de bronceado. Los factores que hacen únicas a cada persona son: la textura de su piel, presencia de pecas o lunares, color del cabello, tiempo en que tarda en aparecer un eritema (rojez) tras una primera exposición y cómo es el bronceado adquirido.

Es por ello, que las cremas u otros productos solares tampoco son únicos y existe una amplia gama de ellas, pues cada persona requiere unas determinadas propiedades que se adapten a su fototipo. Cabe recordar que, cada persona dispone de un crédito solar. Éste no es más que el conjunto de mecanismos de defensa que actúan frente a las agresiones de tipo solar y que ya viene determinado genéticamente desde el nacimiento.

El crédito solar se estipula desde un principio con un número y es limitado. A medida que nuestro cuerpo vaya enfrentándose a las primeras exposiciones, éste va disminuyendo si los mecanismos de defensa se ven forzados a actuar.

Si la exposición solar es muy frecuente e intensa, el crédito se agota más rápidamente y puede poner la piel en peligro si llega a agotarse, asumiendo graves consecuencias. Cuando las personas llegan a los 18 años, pueden haber consumido la mitad del capital ya que de niños es más probable las largas exposiciones y además éstos reciben muchos más UVB que un adulto. La recomendación es que los niños deben protegerse del sol desde bebés.

¿Cuáles son los fototipos que existen para cada persona?

A pesar de que disponemos un apartado en la web específico para fototipos y cremas solares, describiremos de forma más amplia las características de cada fototipo solar que permita a toda persona disponer de la información necesaria para saber cuál le corresponde.

  • Fototipo 0: Es el que se conoce como personas albinas. Su cabello es blanco, así como su piel. Tienen absencia de pecas, no se broncean pero desarrollan un eritema desde la primera exposición que puede durar hasta un mes. Son la población con más riesgo ante las exposiciones solares.
  • Fototipo 1: El color de la piel no es tan blanca como los albinos pero si que tiene un aspecto lechoso. El color del cabello es pelirrojo. Su piel posee muchas pecas y tampoco se broncean, por lo que el eritema ante la primera exposición solar será notable y constante, aunque no tanto como los albinos.
  • Fototipo 2: Son personas con piel clara y cabello pelirrojo con tendencia a rubio. Tienen pecas pero no son tan abundantes como las de los pelirrojos. Se broncean ligeramente y el eritema tras la primera exposición es contante. Tras unas semanas de la primera exposición todavía pueden tener el eritema.
  • Fototipo 3: Son personas de piel clara de cabello rubio con tendencia a castaño. Tienen pocas pecas y tienen un bronceado muy claro. La aparición de eritema tras una primera exposición es frecuente, aunque no se mantendrá en el tiempo (existen excepciones).
  • Fototipo 4: El color de la piel es mate y el del cabello es castaño oscuro. No suelen tener pecas y su bronceado es oscuro. La aparición de eritema es más rara en este tipo de piel, por lo que en la mayoría de los casos no suele aparecer. Si aparece, su permanencia en el tiempo tendrá carácter excepcional.
  • Fototipo 5: Es el fototipo característico mediterráneo. El color de la piel es marrón o morena y el color del cabello, al igual que el 4, es castaño oscuro. Cuando se broncea adquiere un color muy oscuro y no suele haber eritema.
  • Fototipo 6: Son personas que tienen el color de la piel negra, al igual que el color de su cabello. No tienen pecas y su bronceado es totalmente negro. Tampoco tendrán eritema solar tras una primera exposición.

Una vez sabemos qué fototipo nos corresponde será más fácil determinar los índices de protección UVB y UVA que necesitamos. Este índice debe ir marcado en todos los productos comercializados como protectores solares. Es común que encontremos dos tipos de siglas para indicar el índice de protección: IP (asignado para Europa) y SPF (asignado para América).

Pero, ¿sabemos en qué se basa este índice de protección solar?

El índice de protección solar es la relación que existe entre dos tipos de pieles: una protegida y la otra no. Esta relación viene expresada con las siglas DEM que es la dosis eritematógena mínima, o sea, el tiempo que tiene que pasar la piel expuesta para que aparezca el eritema. La relación, por tanto, quedará de esta manera: DEM con fotoprotector/DEM sin fotoprotector= IP o SPF. Por ejemplo, 150 minutos/10 minutos = 15. El IP del producto sería 15.

Ahora bien, es importante concienciar a las personas sobre el término “protector solar”. La protección no es permanente. Este IP sólo nos indica que si la persona tarda 10 minutos en desarrollar el eritema tras la exposición, si se aplica el producto quedará protegida 15 veces más en el tiempo (150 minutos), con lo que una vez haya finalizado ese tiempo la persona queda desprotegida y el eritema solar se hará efectivo. La conclusión general a todo esto es que el IP es un factor multiplicador del tiempo de protección natural que nos ofrece nuestra propia piel.

En la actualidad, la industria farmacéutica ha desarrollado potentes protectores con IP muy superiores como los +50 o 90. Esto en teoría, dejaría protegido al individuo durante muchas horas sin tener que preocuparse por la aplicación de una nueva dosis, pero en la práctica esto no es así y debe evitarse la exposición prolongada.

Esto es debido a que cada compañía basa su IP en sus propios productos o estudios clínicos presentados por lo que los resultados finales será muy variables entre unos y otros. Hay marcas que pueden ser +25 pero la IP real del producto es de +15, por ejemplo. Lo que se pretende es estandarizar esta medida para obtener una situación real frente al sol ya que esto puede resultar ser un riesgo para las personas. Desde 1996 en Europa, el método COLIPA ha sentado las bases de las estandarización ya que establece las pautas a seguir para la determinación de la IP de un producto solar a través de diversos factores como son:

  • Tipo de piel
  • Número de voluntarios para el ensayo clínico
  • Cantidad y técnica de aplicación del producto
  • Tiempo de exposición solar
  • Tipo de fuente de luz
  • Tratamiento estadístico de los resultados

Esto permite disponer de un control más estricto en este tipo de productos por lo que antes de adquirirlos sería necesario tener en cuenta qué tipo de método utiliza el laboratorio fabricante y si éste se ajusta a los estándares, no sólo los dictaminados por la legislación del país, sino los que se refieren también a la fotoprotección. Ahora bien, en ausencia de estandarización es probable que cada laboratorio haga servir su propio método.

¿Cuáles son los mínimos IP reales y necesarios para cada fototipo?

Aunque debemos tener en cuenta los actuales cambios que se están dando en los fotoprotectores, así como las innovaciones en las nuevas formas farmacéuticas para mejorar la galénica de los productos, si que hay establecidos unos mínimos para cada fototipo que van a depender del grado de insolación: débil (D), media (M), alta (A), muy alta (MA) y extrema (E).

  • Fototipo 1: IP 12-20 (D), IP 20-30 (M), IP 30-50 (A), IP >50 (MA), IP >50 (E)
  • Fototipo 2: IP 12-20 (D), IP 15-20 (M), IP 20-30 (A), IP>50 (MA), IP>50 (E)
  • Fototipo 3: IP 6-12 (D), IP 12-15 (M), IP 15-20 (A), IP 20-30 (MA), IP 30-50 (E)
  • Fototipo 4: IP 6-12 (D), IP 6-12 (M), IP 12-20 (A), IP 20-30 (MA), IP <30 (E)
  • Fototipo 5 y 6: IP 2-6 (D), IP 6-8 (M), IP 8-12 (A), IP 12-20 (MA), IP 20-30 (E)

*Recuerda que estas indicaciones son una recomendación y están expresadas para una protección mínima. Consulta a tu dermatólogo o farmacéutico para que recomiende la más apropiada (siempre en base a lo anteriormente explicado, no valen argumentos comerciales ni experiencias de otras personas).

Tags: #eritema solar #filtros solares #fototipos #protector solar #protectores labiales #solares #SPF

10 Consejos Básicos para Protegerse correctamente del Sol
10 Consejos Básicos para Protegerse correctamente del Sol
Los filtros solares que una persona debe
Los Efectos de la Radiación Solar sobre la Piel
Los Efectos de la Radiación Solar sobre la Piel
Toda radiación que llega a nuestro planeta
Comienza la campaña de prevención contra el Melanoma
Comienza la campaña de prevención contra el Melanoma
La Academia Española de Dermatología y Venereología

Top